LA COSTA Y EL INTERIOR SE FUNDEN EN Cobreces para pintar una localidad con una fuerte personalidad, donde el pasado y el futuro conviven con especial maestría. Aunque el gran turismo se lo lleva la vecina Comillas, merece la pena acercarse a este lugar para ver su abadía cisterciense, su grandilocuente iglesia neogótica consagrada a San Pedro Advíncula o conocer la hermosa playa de Luaña.

 (Sigue leyendo.)