Organizada por el Ayuntamiento de Corvera de Toranzo, ayer se celebró en el magnífico parque de Alceda, uno de los mejores de Cantabria, una concentración ganadera en la que tomaron parte del orden de un millar de reses, el 80 por ciento de vacuno de razas cárnicas y tres partidas de raza frisona, ganado procedente del Valle de Toranzo.


Bajo aquella masa arbórea de varias especies daba gusto estar en una mañana con sol a raudales y suave temperatura. Muchos puestos de venta ambulante completaron la jornada matinal ganadera. La organización realizó un gran trabajo para que resultara todo agradable y cómodo tanto para ganaderos como para visitantes. Allí estuvo representada toda la amplia comarca torancesa.

Del control del ganado que irrumpió en el parque se encargó el veterinario titular de la zona, Alberto Riancho. En cuanto a ventas, fueron pocas las realizadas en el propio escenario, si bien hubo contactos comprador y vendedor, para cerrar los tratos en las explotaciones en días posteriores.

Tomaron parte 33 ganaderías de vacuno con cabañas de tudanco, limusin, pardo alpina, asturiana de los valles y de la montaña, blonda aquitane y mestiza; 15 manadas de caballos de monte y varios rebaños de cabras y ovejas, además de asnal.

De esto último presentó un lote de una docena de burras, algunas con crías, Cesáreo González, veterano ganadero de Quintana de Toranzo. El año pasado allí mismo vendió una burra con cría en la bonita cantidad de 1.202 euros. Ayer pedía la misma cantidad por otra con cría también. Se trata de hembras de asnal de gran alzada y alta calidad, bien manejada por su dueño.

v4

Premios y obsequios

La exposición ganadera estuvo dotada de premios y trofeos, a base de campanos, zumbas, cabezadas de caballería, queso curado con dos botellas de vino cada lote, y hasta se rifó un jamón y una estancia en un hotel del municipio.

Fueron entregado al final por el alcalde de Corvera de Toranzo, José Manuel Martínez Penagos, concejales y varios alcaldes, entre estos los de Anievas y Miera. Al Ayuntamiento no le ha costado un euro, sino que el presupuesto ha sido cubierto por el Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Desarrollo Rural, juntas vecinales y comercios de la zona.

Los visitantes fueron obsequiados con una barbacoa, chorizo, salchichas, panceta y costilla, 150 kilos en total. Vecinos de la localidad comandados por los concejales, José Luis Fernández y Ángel Ruiz, se encargaron del asado y reparto.

Información obtenida de www.eldiariomontanes.es