En el corazón del valle de Camargo, próxima a la localidad de Escobedo, se encuentra esta cueva de amplia boca y vestíbulo de dimensiones monumentales. Fue descubierta en 1878 por Marcelino Sanz de Sautuola. Desde ese momento ha sido objeto de numerosas exploraciones arqueológicas que han culminado con el descubrimiento de un importante panel de pinturas rojas en 1997.

LOCALIZACIÓN

Barrio El Churi, Escobedo de Camargo.

RÉGIMEN DE VISITAS

La cueva está abierta todo el año contando con servicio de guías. La visita dura 45 minutos. Se realiza en grupos de 25 personas del 1 de enero al 14 de junio y del 16 de septiembre al 31 de diciembre; en grupos de 17 personas del 15 de junio al 14 de septiembre.

HORARIO

Durante los meses de enero, febrero, noviembre y diciembre, de martes a domingo de 9:30 a 15:00 h. Del 1 de marzo al 14 de junio y del 15 de septiembre al 31 de octubre de martes a domingo de 9:30 a 14:30 h y de 15:30 a 18:00 h. Del 15 de junio al 14 de septiembre todos los días de la semana de 9.30 a 20.00 h.

SERVICIOS

– Punto de atención al visitante

– Aparcamiento para coches

– Visita guiada a la cueva

– WC

ACCESOS

Desde la CN-623 se toma, en Revilla de Camargo, dirección a Puente Arce (CA-240), para posteriormente, a la altura de Escobedo, tomar dirección al barrio de El Churi, en donde se ubica la cavidad. A la misma se accede, en el último tramo, por una estrecha pista no apta para autobuses.

DESCRIPCIÓN

En el corazón del valle de Camargo, próxima a la localidad de Escobedo, se encuentra esta cueva de amplia boca y vestíbulo de dimensiones monumentales. Fue descubierta en 1878 por Marcelino Sanz de Sautuola. Desde ese momento ha sido objeto de numerosas exploraciones arqueológicas que han culminado con el descubrimiento de un importante panel de pinturas rojas en 1997.

El estudio del yacimiento arqueológico ha aportado información clave, al igual que el de la cueva de El Castillo, para el conocimiento de la evolución humana, tecnológica y del comportamiento del Homo neandertal y del Homo sapiens. De este modo su secuencia estratigráfica y arqueológica, que se inicia al menos hace unos 82.000 a.C. y alcanza hasta el 1.500 a.C., están en el punto de mira de las discusiones científicas.

gran_pendo_051
gran_pendo_02

Además de reconocer actividades vinculadas a la cotidianeidad, el importante conjunto de arte mueble y piezas ornamentales, asociadas a las primeras ocupaciones del Homo sapiens, indican que el espacio subterráneo fue utilizado con otros fines de carácter social. Durante la Edad del Bronce, ya a las puertas de nuestra sociedad, se reconoce el uso del espacio con fines rituales, al haberse encontrado «ofrendas» depositadas entre el caos de bloques.

El ejemplo más destacado del comportamiento simbólico son las manifestaciones artísticas parietales. Hasta el reciente descubrimiento del «Friso de las Pinturas», únicamente se conocían dos figuras grabadas (al menos una de ellas un ave) en la parte más profunda de la cavidad.

El «Friso de las Pinturas», un panel de 25 metros de largo y visible desde cualquier parte de la sala principal, contiene, a modo de gran retablo, una veintena de figuras pintadas en color rojo. Destacan las ciervas, con doce ejemplares, acompañadas de una cabra, un caballo, dos zoomorfos indeterminados y varias formas de signos (como puntos, discos y líneas) que generalmente se localizan segregados de los paneles en los que se localizan los cuadrúpedos.

gran_pendo_11
gran_pendo_10

Destaca, al igual que en el caso de Covalanas, la realización de las figuras mediante contorno punteado, bien digital bien tamponado. Algunos motivos muestran una

complementariedad técnica, al combinarse el anterior modo de ejecución con el trazo lineal.

La implantación de las figuras en el friso, las similitudes técnicas en el trazado y en el estilo (despieces internos, rellenos totales o parciales de color, etc.) marcan una unidad compositiva de las pinturas que prueba la sincronía en la ejecución.

Su cronología, difícil de fijar de manera absoluta, parece situarse en una fase antigua, hace unos 20.000 a.C.

RESERVAS

www.culturadecantabria.com

reservascuevas@culturadecantabria.es

Teléfono: 942 59 84 25 . Fax: 942 59 83 05.

Información obtenida de cuevas.culturadecantabria.com