Al borde del río Pas, a su paso por Puente Viesgo, se alza el Monte Castillo, una elevación caliza de forma cónica que esconde en su interior un intrincado laberinto de cuevas frecuentadas por el hombre durante la Prehistoria


LOCALIZACIÓN

Monte del Castillo, Puente Viesgo.

RÉGIMEN DE VISITAS

La cueva está abierta todo el año contando con servicio de guías. La visita dura 45 minutos. Se realiza en grupos de 15 personas del 1 de enero al 14 de junio y del 15 de septiembre al 31 de diciembre; en grupos de 13 personas del 15 de junio al 14 de septiembre.


HORARIO

Durante los meses de enero, febrero, noviembre y diciembre, de martes a domingo de 9:30 a 15:00 h. Del 1 de marzo al 14 de junio y del 15 de septiembre al 31 de octubre de martes a domingo de 9:30 a 14:30 h y de 15:30 a 18:00 h. Del 15 de junio al 14 de septiembre todos los días de la semana de 9.30 a 20.00 h.

SERVICIOS

– Punto de atención al visitante

– Aparcamiento para coches y autobuses

– Visita guiada

– Centro de Interpretación

– Tienda

– WC

ACCESOS

Acceso en vehículo: desde el centro del municipio de Puente Viesgo, junto al aparcamiento de la villa, en el barrio de la Llana, se toma una carretera que conduce al Monte de El Castillo. Tras recorrer unos 1,4 km. se llega a un aparcamiento. Desde allí se accede a pié al Centro de Interpretación y a las cavidades.

Acceso a pie: desde el centro del municipio de Puente Viesgo, junto al aparcamiento de la villa, en el barrio de la Llana, se toma la senda PR-S17. Tras andar unos 25 minutos se llega hasta el Centro de Interpretación y a las cavidades.

DESCRIPCIÓN

Al borde del río Pas, a su paso por Puente Viesgo, se alza el Monte Castillo, una elevación caliza de forma cónica que esconde en su interior un intrincado laberinto de cuevas frecuentadas por el hombre durante la Prehistoria.

A unos 675 metros de la conocida cueva de El Castillo, y siguiendo por el camino que bordea el monte, se abre la cueva de Las Monedas, la de mayor recorrido de las cavidades conocidas en el Monte de El Castillo.

gran_monedas_03
gran_monedas_02

En el momento del descubrimiento, en 1952, se la denominó Cueva de los Osos. Al poco se observaron en diferentes salas improntas de una bota con tres clavos en el talón. Siguiendo las huellas se localizó un lote de 20 monedas de la época de los Reyes Católicos, una de ellas resellada en 1563, en una profunda sima de 23 metros. Estas monedas, perdidas o escondidas en la cueva por un anónimo visitante del siglo XVI, son las que dan nombre a la cueva.

De los 800 metros que tiene la cueva, se visitan unos 160 metros. El recorrido esconde un auténtico espectáculo. Estalactitas, estalagmitas, discos, columnas, terrazas colgadas y coladas de colores, debidos a la variada composición mineralógica de la roca, describen un paseo geológico. Los procesos de disolución de la calcita y de sedimentación y vaciado hacen de la visita a la cueva un regalo, de belleza y colorido, para los ojos.

gran_monedas_08
gran_monedas_05

A diferencia de la cueva de El Castillo, las manifestaciones parietales figurativas se concentran en una pequeña sala lateral a pocos metros de la zona de entrada. El conjunto, muy homogéneo en su realización técnica (dibujo negro trazado a lapicero) y estilo (que apunta a una única fase de ejecución), se compone de al menos 17 figuras animales y diversas formas de signos o conjuntos de líneas de difícil interpretación. Sobre todo caballos, y en menor medida renos, cabras, bisontes, un oso y algún otro animal indeterminado, componen un bestiario variado correspondiente a una fase climática fría. Las dataciones C14 AMS certifican la realización de las figuras durante una fase glacial que aconteció hace unos 10.000 a.C.

RESERVAS

www.culturadecantabria.com

reservascuevas@culturadecantabria.es

Teléfono: 942 59 84 25. Fax: 942 59 83 05

Información obtenida de cuavas.culturadecantabria.com