Santoña es una de las más antiguas y castizas Villas Marineras de Cantabria.

Está situada en el oriente, en la margen izquierda de la desembocadura del río Asón, a los pies del imponente Monte Buciero y junto a las llanuras húmedas que forman el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel.

La protección de la gran montaña caliza frente a los embates del Cantábrico y de los vientos fríos convirtió desde el primer momento a Santoña en un emplazamiento idóneo para las actividades vinculadas al mar, tanto civiles como militares.

De su rica historia artesanal, pesquera y naval dan testimonio los muchos rincones que el visitante puede disfrutar.

Historia de la villa

Con unos 12.000 habitantes, la villa ofrece tanto su vitalidad urbana como deliciosos parajes naturales.

Se pueden realizar las más variadas actividades en un radio de desplazamiento realmente pequeño.

Aunque hay testimonios de ocupación de la zona en el Paleolítico, la actual Santoña se remonta directamente al Monasterio altomedieval de SANTA MARÍA DEL PUERTO, del que hoy queda como legado la atractiva iglesia homónima, que reúne elementos románicos y góticos en su arquitectura, así como aportaciones GÓTICAS Y FLAMENCAS en tallas y retablos.

Herencia de la importancia histórica de Santoña como plaza destacada para la defensa costera son sus tres fortificaciones: el FUERTE DE SAN MARTÍN, al final del Pasaje o paseo marítimo; el FUERTE DE SAN CARLOS, más próximo a la bocana de la bahía; y el FUERTE DEL MAZO o «de Napoleón», ubicado en el BUCIERO y que ofrece unas vistas magníficas de todo el territorio.

Asimismo, la trascendencia del lugar viene señalada por dos faros de indudable encanto: el del Pescador, junto a la hermosa PLAYA DE BERRIA y el DEL CABALLO, con un vertiginoso acceso de casi 800 escalones de piedra.

Al estar rodeada de monte, marisma y ría, Santoña es prácticamente una isla en tierra firme. Esta característica geográfica ha servido para dotar a Santoña de una fuerte personalidad, apreciable en el carácter intenso de sus gentes y en el arraigo popular de sus tradiciones.

Como buena villa marinera, Santoña reúne una oferta hostelera y gastronómica de extraordinario nivel, presente tanto en el Paseo Marítimo como en la céntrica Plaza de San Antonio y sus alrededores.

En cuanto a posibles actividades deportivas y de ocio, Santoña proporciona una amplísimo abanico de opciones: kitesurf, surf, windsurf, submarinismo, parapente, esquí acuático, modalidades náuticas (cuenta con muelle deportivo), senderismo, ciclismo de montaña, remo, pesca deportiva, piragüismo, hípica, natación, quads, observación de aves migratorias, festejos taurinos…

imagensantonafuerte

Actividades y Fiestas de Interés Turístico

Santoña es famosa por sus CARNAVALES, Fiesta de Interés Turístico Nacional animada por multitud de peñas y charangas que animan las calles de la villa hasta el Juicio en el Fondo del Mar y el definitivo Entierro del Besugo.

Asimismo, se celebra LA FERIA DE LA ANCHOA, de carácter cultural y gastronómico, ya que la industria santoñesa de este sector, creada hace un siglo, es de las más importantes del mundo en su género. Muy popular es el mercadillo de los sábados, que atrae a miles de personas de toda la región.

La localidad presenta, junto al tipismo de su PLAZA DE TOROS (1907), sus zonas portuarias y su PASEO MARÍTIMO, buenos ejemplos de arquitectura civil histórica, como el Palacio del Duque de Santoña y Marqués de Manzanedo (h. 1870), el Instituto de los Marqueses de Manzanedo (1871), el Palacio de los Marqueses de Chiloeches (s. XVII), la Casa Palacio de Castañeda (princ. s. XX) y diversos monumentos, entre los cuales destaca el dedicado al marino y cartógrafo santoñés Juan de la Cosa, autor en 1500 del primer mapamundi.

No hay duda de que un gran momento para visitar Santoña, carnavales aparte, es el de sus FIESTAS PATRONALES de la primera quincena de septiembre, que se dedican a la VIRGEN DEL PUERTO. El 7 de ese mes tiene lugar la espectacular Procesión Marítima, en la que la mayor flota pesquera de Cantabria navega por la bahía siguiendo al barco insignia, portador de la venerada imagen de la patrona.

Información obtenida de www.turismosantona.es